martes, 22 de agosto de 2017

ENTREVISTA A MONS. FAURE EN EL PRIMER ANIVERSARIO DE LA SAJM






ENTREVISTA A MONS. FAURE EN EL PRIMER ANIVERSARIO DE LA SAJM





 ESPAÑOL - FRANÇAIS - ENGLISH



Su Excelencia, ¿qué es la SAJM y cuál es su espíritu?

La SAJM quiere ser la continuación de la obra y el combate de Monseñor Lefebvre en su fidelidad a la fe de siempre. En esta profunda crisis de la Iglesia, la SAJM está particularmente destinada a proteger la vida sacerdotal y mantener el fervor de los futuros sacerdotes.

¿Por qué eligió ese nombre?

El 17 de junio de 1970 Monseñor Lefebvre firmó el proyecto de los estatutos de la “Fraternidad de los Apóstoles de Jesús y María”. De allí viene el nombre. Esa es la denominación interna de la congregación fundada por él. Conservando ese nombre, hemos querido honrar la memoria de Mons. Lefebvre.

Monseñor, ¿cuándo y en qué circunstancias se fundó la nueva congregación?

Hace un año exactamente, en la fiesta del Corazón Inmaculado de María, después de que varios sacerdotes y seminaristas me manifestaron la necesidad de tener un superior, una regla, etc.; que es lo que tuvimos siempre en la fraternidad fundada por Mons. Lefebvre.

¿Qué similitudes y diferencias hay entre la SAJM y la FSSPX?

El espíritu y los estatutos son prácticamente iguales, pero en cuanto a las diferencias, debemos tener en consideración la evolución catastrófica de la FSSPX y esta observación de Monseñor Lefebvre después de haber leído la obra de Emmanuel Barbier Histoire du catholicisme libéral et du catholicisme social en France: “Si yo hubiera leído esta obra antes, le hubiera dado a mis seminarios otra orientación”. Con esto se refería a la necesidad de una orientación más antiliberal.

¿Los estatutos de la SAJM son los mismos que Mons. Lefebvre redactó para la FSSPX?

Los estatutos de la SAJM son esencialmente iguales a los que Mons. Lefebvre redactó para la Fraternidad, con algunas adecuaciones que hemos considerado necesarias, viendo la desviación de la FSSPX. Un ejemplo está en el siguiente punto que hemos agregado: «Desde el concilio Vaticano II, el santo Sacrificio de la Misa, la doctrina católica y toda la vida de la Iglesia son atacados por la Jerarquía liberal y modernista. Porque el sacerdocio católico tiene el deber esencial de combatir el liberalismo y el modernismo en defensa de los derechos divinos violados, la Sociedad descarta toda posibilidad de regularización canónica por vía de acuerdo bilateral, de reconocimiento unilateral, o del modo que sea, en tanto la Jerarquía católica no vuelva a la Tradición de la Iglesia» (Cap. II, n° 5).

Excelencia, ¿cómo ha sido el desarrollo del seminario de la SAJM?

Decidí la creación del Seminario San Luis María Grignion de Montfort tan pronto como fui consagrado, recordando aquellas palabras de Mons. Lefebvre en su “Itinerario espiritual”: “Una sola cosa es necesaria para la continuación de la Iglesia católica: obispos plenamente católicos, sin ningún compromiso con el error, que establezcan seminarios católicos, donde los jóvenes aspirantes se alimenten con la leche de la verdadera doctrina, que pongan a Nuestro Señor Jesucristo en el centro de sus inteligencias, de sus voluntades, de sus corazones; una fe viva, una caridad profunda, una devoción sin límites los unirán a Nuestro Señor”.
Todas las obras de Dios conocen algunas dificultades en los principios, sin embargo contamos con unos 6 nuevos seminaristas cada año, lo que, en las circunstancias actuales, parece ser una bendición de Dios.
El cuerpo profesoral lo constituyen los Padres Dominicos de Avrillé (Francia), y esto es garantía de una perfecta ortodoxia y de una formación claramente antiliberal.
Los seminaristas, al pasar la mayor parte del día en el convento de los dominicos, son formados en el clima de santa austeridad que es propia de los religiosos. Ahí asisten a los distintos cursos y por la tarde retornan al seminario, que está muy cerca del convento.
A partir de este año, contaremos, además, con dos sacerdotes de la congregación que nos ayudarán en el seminario.

¿Quiénes integran actualmente la congregación?

Por ahora contamos con dos obispos, tres sacerdotes y cinco seminaristas.
Cada año, en el segundo año de seminario, cuando reciben la Tonsura, los seminaristas se incardinan en la congregación. 

Monseñor, ¿cómo un sacerdote puede hacerse miembro de la SAJM?

Basta que manifieste su deseo, tomando contacto conmigo y elevando la correspondiente solicitud.

¿Cómo un joven puede ingresar al seminario de la SAJM?

De la misma manera. Normalmente los candidatos deben tomar contacto previo con los sacerdotes de la Resistencia que desarrollan su apostolado en los países donde los postulantes viven.

¿Habrá una Tercera Orden en la SAJM?

La habrá, tal como fue creada para la Fraternidad por Monseñor Lefebvre.

¿Qué espera S.E. de la SAJM en el futuro?

Que asegure la continuación de la obra de Monseñor Lefebvre con la mayor fidelidad a los lineamientos que nos legó el Arzobispo, sin desviarse ni a derecha ni a izquierda (Prov. 4:27).

¿Hay algo más que Su Excelencia quiera decirnos acerca de la SAJM?

Quisiera destacar que nuestra congregación fue fundada no por casualidad el día de la fiesta del Corazón Inmaculado de María, y que fue consagrada también al Sagrado Corazón de Jesús. Llevamos en nuestro nombre los Nombres de Jesús y María, y esto funda y marca nuestra espiritualidad.
La FSSPX tuvo la misma vocación, representada simbólicamente, en su logotipo, por los corazones entrelazados de La Vendée; pero la Fraternidad está traicionando esa vocación al buscar una reconciliación con los enemigos de Jesús y María.
Nuestra esperanza está sólo en Ellos. Dios quiera que nuestra pequeña congregación se mantenga siempre fiel y siempre humilde, sin ínfulas de grandeza, a fin de que todo lo que ella haga sea para la gloria de Jesús y María.




FIESTA DEL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA





“Entonces nosotros debemos mantenernos firmes en nuestras posiciones. Por nuestra fe debemos aceptar todas las afrentas: que nos desprecien, que nos excomulguen, que nos golpeen, que nos persigan. Quizá mañana los poderes civiles nos perseguirán. No se excluye. ¿Por qué? Porque aquellos que destruyen la Iglesia hoy, hacen la obra de la masonería. Es la masonería quien manda en todas partes.

Entonces si la masonería se da cuenta que somos una fuerza que puede poner en peligro sus proyectos, en ese momento los gobiernos nos perseguirán. Entonces iremos a las catacumbas, iremos no importa donde, pero continuaremos creyendo. No abandonaremos nuestra fe. No seremos los primeros. Pero por lo menos sabremos darle a Nuestro Señor el honor, el honor de ser sus fieles, de no abandonarlo, de no traicionarlo.

Esto es lo que debemos hacer. No pedimos más que ser firmes. Y pedirle a la Santísima Virgen en este día el no tener otro amor en nuestro corazón que Nuestro Señor Jesucristo. Él es Dios. Él es Salvador. Él es el Sacerdote eterno. Él es el Rey de todo y lo es en el Cielo. No hay otro Rey que Nuestro Señor Jesucristo en el Cielo. Él es quien hace la felicidad de todos los elegidos, de todos los Ángeles, de su Santa Madre, de San José. ¡Pues bien! Nosotros queremos participar también en este honor, en esta gloria, en este amor de Nuestro Señor Jesucristo. Nosotros no conocemos más que a Él, y no queremos conocer más que a Él”.


Monseñor Marcel Lefebvre,

Ecône, 22 agosto 1976, Fiesta del Corazón Inmaculado de María.

lunes, 21 de agosto de 2017

FRANCISCO, CADA DÍA MÁS CANALLA, TRAIDOR Y COBARDE: DICE QUE LOS DERECHOS DE LOS INMIGRANTES ESTÁN POR ENCIMA DE LA SEGURIDAD NACIONAL





Con la sangre aún caliente de las víctimas del atentado islamista de Barcelona, el papa Francisco instó el lunes a los líderes políticos a “acoger, proteger, promover e integrar” a los inmigrantes, señalando que su bienestar tendría que prevalecer sobre las preocupaciones de seguridad nacional y rechazando las deportaciones masivas.

El mensaje, en el marco de la Jornada Mundial de Migrantes y Refugiados 2018, colocó al líder de la Iglesia Católica nuevamente en la vereda opuesta de las medidas restrictivas que aplicaron algunos gobiernos para lidiar con el sentimiento antiinmigrante que crece en parte de la población mundial.

El papa instó a “ampliar las posibilidades para que los emigrantes y refugiados puedan entrar de modo seguro y legal en los países de destino”, ya que consideró que los derechos humanos y la dignidad de todos los extranjeros deben ser respetados más allá de su estatus legal.

“El principio de la centralidad de la persona humana (…) nos obliga a anteponer siempre la seguridad personal a la nacional”, puntualizó, en una aparente referencia a los temores expresados desde muchos países europeos acerca de que la llegada de refugiados implicaría problemas de seguridad.

El Sumo Pontífice indicó que “es necesario esforzarse para preferir soluciones que sean alternativas a la detención de los que entran en el territorio nacional sin estar autorizados” y que “las expulsiones colectivas y arbitrarias de emigrantes y refugiados no son una solución idónea”.

Francisco agregó que los inmigrantes deberían ser vistos como “un recurso para las comunidades que los acogen” y tener libertad de movimiento y posibilidad de trabajar. “El estatus migratorio no debería limitar el acceso a la asistencia sanitaria ni a los sistemas de pensiones, como tampoco a la transferencia de sus contribuciones en el caso de repatriación”.

Francisco, quien ha hecho de la defensa de los migrantes un punto central de su papado, ha criticado las posiciones antiinmigrantes de varios líderes, entre ellos el presidente estadounidense, Donald Trump. El año pasado, el Papa condenó la intención del entonces candidato republicano de construir un muro en la frontera de Estados Unidos con México.

El papa recordó que en la cumbre de la ONU en 2016 “los estados se comprometieron a elaborar y aprobar antes de fines de 2018 dos pactos globales, uno dedicado a los refugiados y otro a los emigrantes”. “Los próximos meses representan una oportunidad privilegiada para presentar y apoyar las acciones específicas” para la acogida, protección e integración de los inmigrantes.


CONTRACARA


Polonia pide a la Unión Europea “cerrar la puerta a los inmigrantes” tras los atentados islamistas en Barcelona





“En Polonia no tenemos comunidades musulmanas, ni enclaves que sean una base natural para los terroristas islámicos. Hacemos todo lo posible para que el nuestro siga siendo un país sea seguro cerrando el paso a los inmigrantes”, manifestó el ministro polaco del Interior, Mariusz Blaszczak, pocas horas después de los ataques islamistas en Barcelona, que dejó 13 muertos y más de un centenar de heridos.

El ministro polaco sostuvo que estos trágicos sucesos fueron el resultado del “choque de civilizaciones”, y añadió que no existen fórmulas eficaces para luchar contra este fenómeno. “La única posibilidad para Europa es cerrar la puerta a los inmigrantes”, subrayó.

Mariusz Blaszczak ya mantuvo una posición similar después del ataque terrorista en Londres el pasado 3 de junio, con ocho muertos y decenas de heridos. Apeló entonces a la Unión Europea a que transformara su postura en el campo de la inmigración, haciendo hincapié en el fracaso del multiculturalismo y sus “malos frutos”.

La Comisión Europea decidió en junio iniciar acciones legales contra Polonia, Hungría y la República Checa por negarse a acoger solicitantes de asilo en el marco del sistema de cuotas decidido por Bruselas. La UE decidió en otoño de 2015 distribuir 160.000 solicitantes de asilo desde Italia y Grecia al resto de países de la Unión. De acuerdo a este plan, 7.000 personas tuvieron que ser alojados en Polonia, 1.600 en la República Checa y otras 1.300 en Hungría.


APUNTES DESDE LA TRINCHERA





COMPRE FRATERNIDAD


No sé por qué, pero recibo en mi casilla de correos electrónicos un boletín de La Porte Latine, sitio de la FSSPX de Francia. Nunca me registré ni pedí que me lo envíen, pero puntualmente allí asoma en mi casilla. Generalmente lo paso de largo, pero esta vez no sé por qué se me ocurrió abrirlo. Se trata de « Actualités de la Tradition dans l'Eglise : nouvelles du 18 août 2017 »Lo primero que se lee, es lo que parecería ser más importante para la Fraternidad, las estadísticas:  

« La Fraternité Sacerdotale Saint-Pie X, fondée en 1970 par Mgr Marcel Lefebvre, possède 1 Maison Générale, 6 séminaires, 14 districts, 4 maisons autonomes, 167 prieurés, près de 800 centres de messes, 2 instituts universitaires, plus d'une centaine d'écoles, 7 maisons de retraite pour personnes âgées, 635 prêtres, 215 séminaristes, 40 pré-séminaristes, 117 frères, 195 soeurs, 79 oblates, quatre couvents de carmélites, 17 soeurs missionnaires du Kenya. Elle est présente dans 37 pays et dessert 35 autres pays, soit un nombre de 72 contrées dans lesquelles elle exerce son apostolat. De très nombreux ordres latins ou orientaux traditionnels sont alliés à la FSSPX dans le monde entier. En France, avec plus de 170 prêtres », etc.

Terminado de leer lo cual, simplemente se me ocurre decir: ¿Y? ¿Y con eso qué? ¿Qué es lo que pretenden? ¿Impresionar? ¿Demostrar la bondad de su causa, por el éxito de cifras? ¿Hacen como los protestantes que creen que su obra está bendecida por Dios si suman muchos? ¿Y si fueran la mitad, o una cuarta o décima parte, serían peores? ¿La verdad está en el número?

La Neo-Fraternidad hace como las empresas comerciales que desean impactar sobre el consumidor por sus números. Por ejemplo, es lo que hacen las productoras cinematográficas yanquis. Supongamos una película, no sé….esteee… “Titanic”, por ejemplo. Lo primero que nos dicen es que tuvo un presupuesto de U$S 294.000.000, que recaudó U$S 2.185.372.302; que obtuvo un 83% de aceptación en Rotten Tomatoes y un puntaje de 74 sobre 100 en el Metascore. Luego agregan que tan sólo en su primer día en EE. UU. y Canadá recaudó 8.658.814 de dólares estadounidenses. En su primera semana en carteleras, logró obtener ganancias de 52,9 millones de dólares. Se mantuvo con una recaudación parecida por varias semanas, y permaneció en el primer lugar en EE. UU. y Canadá por dieciséis semanas consecutivas y en el top 10 hasta la semana número 26. Finalmente cerró con más de 600 millones USD en EE. UU. y Canadá y más de 1800 millones de dólares a nivel internacional.

¿Y?

Nada de eso pudo impedir que sea una porquería de película.

Y el Titanic original se hundió con toda la pomposidad de sus grandes cifras.

El mundo no se convirtió por publicidad y estadísticas voceadas por San Pedro y San Pablo. El “somos muchos” no es argumento cristiano. El nuestro es un camino estrecho.

Si para las productoras cinematográficas es importante exhibir las butacas llenas de espectadores, para la Neo-Fraternidad es importante exhibir las butacas de los seminarios llenas de candidatos. Si hay muchos, es porque la causa es buena. Y porque se hacen bien las cosas. Y eso nos otorga un poder de influencia considerable. ¡Miren cuántos frutos! Sí, ¿frutos de santidad?

Ay, qué fácil se olvidan estas palabras de Nuestro Señor:

El que se levanta, será abajado; y el que se abaja, será levantado” (Lc. 14,11)

Tanto se levanta, se infla, se exhibe la Neo-Fraternidad, que mucho nos tememos no ha de estar lejos su abajamiento, por obra de sus enemigos los modernistas.

Nosotros, debemos tener presentes estas palabras:

Cuando las cosas hayan llegado a la mayor escasez, entonces es cuando hemos de esperar más. Porque entonces principalmente manifestará Dios su poder: no desde el principio, sino cuando no se espera remedio humano, pues esto es el tiempo del auxilio divino. Por esto no sacó del peligro a los tres jóvenes desde luego, sino cuando ya los habían arrojado al horno encendido; ni a Daniel antes de entrar en el lago de los leones, sino siete días después. Esto lo hace Dios para que ninguno se atribuya la gloria que es propia de Dios” (San Juan Crisóstomo).

Pero además, en el mismo boletín de novedades de LPL, se presenta un sermón del Cardenal Sarah, considerado ahora como un tradicionalista, un nuevo peleador de la fe al interior de Roma, cuando se sabe que, pese a algunas buenas opiniones, no deja de ser un liberal que acepta las reformas del Vaticano II, y está a las órdenes del demoledor Francisco (algo sobre él: acá, acá y acá).

Y, además, (¡cartón lleno!) este boletín incluye un texto de nada más y nada menos que un satanista como León Bloy. ¿Exageración? No. Para conocer bien de quién se trata deben leerse libros y textos importantes como los siguientes: L’œuvre étrange de Léon Bloy, de Louis Jougnet, L’enfant prodigue selon Léon Bloy – Une interprétation blasphématoire, de Antoine de Motreff (cfr.  Le Sel de la Terre n°52) ; Un Prophète luciférien, Léon Bloy, de R. Raymond Barbeau ;  Présence de Satan dans le monde moderne, de Mons. Augustin Louis Léon Cristiani; y Les hommes et les oeuvres de la gnose contemporaine,  de Christian Lagrave (cfr. Le Sel de la Terre n°56).

Lejos de las palabras hinchadas, grandilocuentes y huecas de un Juan Manuel de Prada, que dice que “Bloy tiene, en efecto, algo de esos santos mendicantes que ladran palabras que nadie entiende, palabras que parecen salidas del caletre de un visionario, palabras que claman contra un mundo sensual y materialista que le revuelve las tripas y lo obliga a vomitar diatribas altaneras, denuestos feroces, sarcasmos y vituperios que tienen la contundencia de un esputo arrojado en el rostro de sus contemporáneos” o que “fue a la vez poeta, profeta y maldito. Tres vías de santidad –tal vez la misma– que justifican que lo sigamos leyendo, con pasión y deslumbramiento siempre renovados (acá), paparruchadas todas de un de Prada que ahora también aplaude a otro “maldito” como Martin Scorsese (¡!) pagado por el diario vaticano (¡claro, Francisco también lo ha citado a León Bloy y en su primera homilía! Y después lo recibió al blasfemo Scorsese), más bien nos quedamos con esta referencia que nos da muy lúcidamente el profesor Carlos Nougué, en este enlace.

Así que ya saben, la Neo-Fraternidad combina publicidad y autobombo, obispos y cardenales conciliares, y escritores satanistas. Una belleza, ¿no?


COMENTARIOS ELEISON - ¿POR QUÉ LA TRADICIÓN?




Número DXXVII (527)
19 de agosto de 2017

¿Por qué la Tradición?

Mons. Williamson





¡Resuma el Concilio para mí, si puede!
Bueno, sí – el verdadero Dios debe ceder paso al hombre.

Si es verdad que una generación de Católicos Tradicionalistas está creciendo sin saber por qué son Tradicionales, esa es definitivamente una razón por la que la FSSPX está “perdiendo su sabor” –vea Mat. V, 13. Para conservar la Fe, cada Católico necesita saber por qué debe seguir la Tradición. Ahora bien, el Concilio Vaticano II fue sin duda el mayor asalto a la Tradición Católica en toda la historia de la Iglesia. Veamos entonces un útil resumen en diez puntos de la nueva enseñanza del Vaticano II hecho por una enciclopedia modernista, junto con una breve indicación del error en cada punto. Los diez puntos están en cursiva, su refutación concisa sigue inmediatamente a cada punto.

La Iglesia es, ante todo, un misterio, o sacramento, y no en primer lugar una organización o institución. “Misterio” y “sacramento” son palabras deliberadamente vagas para alejarse de la estructura de la Iglesia, pero Nuestro Señor claramente instituyó a Pedro para dirigir a Sus Apóstoles y discípulos en la salvación de las almas. Pedro es Papa, y en las Epístolas de San Pablo claramente los Apóstoles se vuelven obispos y discípulos se convierten en sacerdotes.

La Iglesia es todo el pueblo de Dios, no solo la jerarquía, clero y religiosos. Por supuesto que la Iglesia Católica incluye a todos los Católicos así como a los sacerdotes, pero los sacerdotes son su columna vertebral, o estructura.

viernes, 18 de agosto de 2017

LA BUENANUEVA PARA LA NEO-FRATERNIDAD O LA LÓGICA DEL APACIGUAMIENTO



Knittel y Buenanueva. Pelotudeces.



Las ilusiones no viven si no se las alimenta y se las cultiva perseverantemente. Es por eso que otro sacerdote de la Neo-Fraternidad ha salido recientemente a darnos buenas noticias (ver  acá). Pues, nos dice, si en el pasado prevaleció entre Roma y la FSSPX una “lógica de la confrontación”, haciendo que sacerdotes y fieles sufrieran entonces “el frío rigor del derecho canónico”, o como dice un lamentable vals:

“Pero tu alma, desdeñosa y fría,
no sabía de amores para mi dolor”

y la Fraternidad adolorida estaba como sin poder aguantar más ese rechazo,

“Y ahora arrastro la cadena
del recuerdo triste
del pasado hermoso,
al vivir dichoso
en los dorados brazos
de aquella ilusión”;

luego sucedió algo inesperado. Algo que vino a alimentar nuevamente la dichosa ilusión. ¿Qué pasó? Entonces llegó a la silla petrina Jorge Mario Bergoglio, más conocido por Francisco. Y ¿qué tiene eso de bueno? Dice el P. Knittel que “Desde el advenimiento del papa Francisco, las autoridades de la Iglesia han cambiado de perspectiva. Sin volver al pasado, las autoridades de la Iglesia reconocen progresivamente la licitud y la validez del ministerio realizado por los sacerdotes de la FSSPX. (…) A una lógica de confrontación sucede pues una lógica de apaciguamiento”. ¡Albricias!

Gracias a esta “lógica de la pacificación” (lo que Bergoglio viene a llamar “Cultura del encuentro”) el “estado de necesidad”, que según nos dicen ya había empezado a retroceder con el papa “restaurador” Benedicto XVI, ahora continúa achicándose. Parafraseando a Mons. Fellay cuando habló de la libertad religiosa, podríamos decir que “el estado de necesidad es muy, muy limitado”. Y, como afirma el P. Knittel con su nueva lógica apaciguadora, “Lógicamente, el estado de necesidad está destinado, con el tiempo, a desaparecer”. Claro, no porque venga Nuestro Señor y limpie y barra la podredumbre de la Iglesia, sino porque de a poco la FSSPX se empezó a integrar a la estructura oficial de la Iglesia, ocupada por modernistas. ¿Es que acaso esos modernistas van a hacerse a un lado, van a salir para dejar su lugar a la “restauradora” FSSPX? Por supuesto que no, quiero decir…de eso no se habla en la FSSPX. Eso sería regresar a una “lógica de la confrontación” que ahora en Roma no se estila. La nueva lógica es de pacificación.

Claro, no importa que antes la Fraternidad explicara muchas veces –como han  hecho el P. Amozurrutia o el P. Trejo, por ejemplo, por mencionar sólo los de habla hispana- el “estado de necesidad” en la Iglesia diciendo que se debe a una situación de catástrofe, un terremoto como el que destruyó la ciudad de México, o un gran incendio que todo lo devora a su paso, a la cual catástrofe las autoridades no sólo no implementan ningún medio de rescate, ni reparación ante la devastación, no hacen nada por combatir el fuego, sino que, peor aún, son estas mismas autoridades las que han provocado y continúan extendiendo la catástrofe, la destrucción, el incendio…En fin, Francisco continúa con la obra de demolición a toda marcha, los incendios crecen, y la Fraternidad dice que “el estado necesidad” disminuye. ¿Por qué? Porque a ella le reconocen oficialmente sus “matafuegos” y sus “ambulancias”…mientras los que ocupan los puestos de autoridad continúan destruyendo todo, presentando una nueva religión y una nueva moral, las del Nuevo Orden Mundial del Anticristo. Claro: estas medidas administrativas (que otorgarán el sello IRAM a los matafuegos y ambulancias y el permiso de circulación de sus rescatistas) aparecerán como bondadosas a la opinión pública, permitiendo circular libremente a los enfermeros y rescatistas –siempre y cuando respeten determinados sectores restringidos para circular por entre los heridos…-, esto mientras esas mismas autoridades continúan destruyendo y quemando, y sin permitir que los rescatistas osen levantar la voz para denunciar a los responsables de la catástrofe que no se acaba. Por cierto, los rescatistas llevan a cabo actualmente su labor sin inconvenientes. Entonces ¿por qué quieren el “sello IRAM” de los autores del incendio y la demolición? Se nos dirá que sin ese sello no los dejan entrar a todas partes, pues se requiere la autorización legal. Pero detrás de la concesión del “sello IRAM” hay una voluntad de quien lo otorga de restringir el área de los rescatistas. ¿Hace falta decir por qué? Porque quienes otorgan los sellos de aprobación oficial son quienes llevan a cabo el plan de destrucción y demolición sistemático, por lo cual el permitir una gran labor y el cuestionamiento de los rescatistas conspiraría contra su propia obra de destrucción. ¿Cómo entra eso en su lógica, don Knittel?

LA VERDADERA MISIÓN DE LA COMISIÓN ECCLESIA DEI





Hay algunos que afirman que Francisco no tiene intenciones de abolir el motu proprioSummorum Pontificum una vez que la FSSPX sea reconocida. Si bien no podemos afirmar que lo hará, la historia tiene algo que decir al respecto.

Les presentamos a continuación un artículo sobre la historia de la Comisión Ecclesia Dei y su misión, escrito por el P. Guy Castelain (FSSPX) en su revista “El Combate de la Fe” de marzo de 2016. Leyéndolo, comprenderemos que las comunidades Ecclesia Dei existen en función de la FSSPX, y siguen existiendo por causa de ella, de modo que si la Fraternidad es “reconocida” por Roma, estas comunidades ya no tendrán razón de ser. 

A este respecto, el Dr. Peter Chojnowski, reconocido filósofo tomista, escritor y conferencista que ha sido colaborador muy cercano a la FSSPX, nos dice en su blog: “En 2001 me dijo un Superior de Distrito de la FSSPX que acababa de reunirse con Mons. Fellay -quien a su vez acababa de reunirse con el Cardenal [Castrillón] Hoyos- que… el Cardenal le dijo a Mons. Fellay que el plan era tener a todos los grupos tradicionales bajo Mons. Fellay. Cuando el sorprendido Mons. Fellay le preguntó al Cardenal: ‘¿Y qué hay de la Fraternidad San Pedro?’ el Cardenal dijo ‘¡Ellos estarán bajo usted!’. Sin embargo, la condición era que todos los cuatro obispos de la FSSPX debían entrar juntos. Esto fue en tiempos de Juan Pablo II”.


“Que todos los que se imaginan que hay identidad de vocación entre los institutos Ecclesia Dei y la FSSPX abran los ojos. La comisión Ecclesia Dei y los institutos unidos a ella son un gran peligro para la obra fundada por Mons. Marcel Lefebvre. Ellos tienen por vocación neutralizarla, paralizarla y disolverla”


LA VERDADERA MISIÓN DE LA 
COMISIÓN ECCLESIA DEI

El 22 de noviembre de 1989, Mons. Lefebvre dijo, en una entrevista con François Brigneau en Radio Courtoisie: “A pesar de las persecuciones, podemos decir violentas, de parte de Roma y de la comisión romana (Ecclesia Dei, ndlr) que está encargada de la recuperación de los tradicionalistas para someterlos al Concilio […] la situación es más estable, más fuerte, más dinámica que nunca” (Mes derniers cahiers, première série, n° 1, Pour saluer Mgr Lefebvre, par François Brigneau, Publication FB, p. 35).

Ya lo dijo justamente Mons. Lefebvre: La comisión Ecclesia Dei “está encargada de la recuperación de los tradicionalistas”. Hoy en día, esta misión no ha cambiado. Esto lo debemos demostrar. Para hacerlo, es necesario recorrer las grandes etapas que han hecho y hacen la historia de la mencionada comisión. Cuatro documentos se deben tomar en cuenta: 1) La Carta del 3 de octubre de 1984; 2) el Motu proprio del 2 de julio de 1988; 3) el Motu proprio del 7 de julio de 2007; 4) el Motu proprio del 2 de julio de 2009. La carta del 28 de octubre de 2013 del Nuncio a la Fraternidad San Pedro servirá de confirmación de la tesis.

1) La Carta circular Quattuor abhinc annos de la Congregación para el Culto divino dirigida a las conferencias episcopales el 2 de octubre de 1984.

Este documento es anterior a la creación de la comisión Ecclesia Dei, pero es extremadamente importante. En efecto, éste permanecerá como el documento fundamental que informará el espíritu de la futura comisión que se referirá a éste.

En 1980, Roma pidió a todos los obispos del mundo hacer un reporte sobre la aplicación de la reforma litúrgica querida por el papa Paulo VI. Este reporte debía, entre otras cosas, expresarse sobre “las dificultades encontradas en la realización de la reforma litúrgica” y “las eventuales resistencias” que se debían “haber superado”.

Después de las respuestas enviadas a Roma, parecía que el problema de los sacerdotes y los fieles apegados al rito tridentino estaba, por así decirlo, arreglado.

En realidad, el problema de la misa antigua subsistía completamente. La Roma modernista dándose cuenta que no podía asfixiar el movimiento en favor de la antigua misa, decidió tratar de tomar el control:

“El soberano pontífice, deseando dar satisfacción a estos grupos” concedió la celebración de la misa tridentina “pero observando las siguientes normas”, siendo la primera: “Que quede muy claro que estos sacerdotes y estos fieles no tienen nada que ver con aquellos que ponen en duda la legitimidad y la rectitud doctrinal del Misal Romano promulgado por el papa Paulo VI en 1970, y que su posición sea sin ninguna ambigüedad y públicamente reconocida”.

martes, 15 de agosto de 2017

LA ASUNCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN




“MADRE INMACULADA, RUEGA POR NOSOTROS

Siempre la hostilidad
entre Ti y la serpiente:
¡nunca la paz!”.

(Fray Jerónimo Verduzco, O.F.M., “Corona de Júbilo”)


lunes, 14 de agosto de 2017

COMENTARIOS ELEISON - LAS DIVERGENCIAS EVOLUCIONAN




Número DXXVI (526)
12 de agosto de 2017

Las Divergencias Evolucionan

Mons. Williamson



La Fraternidad ha ido, anda, mal.
¿Cuántas almas fuertes en la fe resistirán?

¿Cómo está evolucionando la Fraternidad San Pio X desde la primavera y principios del verano cuando surgieron fuertes tensiones en ella por la participación de sacerdotes conciliares como testigos oficiales en los matrimonios de la Fraternidad? En breve, las relaciones continúan siendo tensas entre los líderes de la Fraternidad que favorecen esa participación y los sacerdotes y laicos de la Fraternidad que la condenan. Incluso se puede prever una división entre los seguidores de Mons. Lefebvre y los seguidores de Mons. Fellay. Esta división era inevitable desde el día en que Mons. Fellay comenzó a dirigir la Fraternidad del Arzobispo en una dirección diferente a la del mismo Arzobispo.

Pero nada afecta la determinación del Menzingen de Mons. Fellay de apartarse de la línea trazada por el Arzobispo hacia la línea de la Roma Conciliar. Recientemente en Francia, una pareja de la Fraternidad comprometida en matrimonio rechazó tener algo que ver con las autoridades conciliares, tras lo cual su sacerdote de la FSSPX se negó a casarlos. Obviamente él tenía el apoyo de sus Superiores. ¿Tiene una explicación racional esta insistencia en desmantelar la Fraternidad del Arzobispo? Tres factores pueden estar obrando, entre otros.

En primer lugar, la Providencia escogió a Suiza para que fuera la primera base geográfica de la Fraternidad, y Suiza ha disfrutado desde entonces la correspondiente importancia y prestigio dentro de la FSSPX. Así, sus dos autoridades superiores en la actualidad, y muchos de sus sacerdotes, son ciudadanos suizos. Ahora bien, Suiza es un país famoso por su orden, por ejemplo, por cómo sus trenes circulan a tiempo, mientras que la falta de reconocimiento oficial para una Congregación verdaderamente católica es normalmente un desorden que será más agudamente sentido por gente ordenada. En segundo lugar, los sacerdotes de la FSSPX deben estar soñando en cómo un extenso apostolado se abrirá a la Fraternidad si tan solo puede ser reconocida por Roma. Y en tercer lugar, puede no parecer haber otra solución a las graves tensiones internas en la Fraternidad que ponerla bajo la autoridad de la Roma Conciliar – Mons. Fellay no quiere escuchar soluciones apocalípticas, tal como una intervención de Dios.